Nuestra web incluye publicidad que puede generar cookies para facilitar el servicio. Si continúa navegando entendemos que las autoriza.

Historia de la Copa

34ª Copa

33ª Copa, Valencia 2010

§ Equipos

32ª Copa, Valencia 2007

31ª Copa, NZL 2003

Monográficos

Reglas del juego

Diseño

Algunas cifras de interés

copa-america.org

 

1851-1895

En 1851 se celebró en Londres la primera Exposición Internacional, una feria con la que se deseaba presentar los grandes avances del mundo en investigación y tecnología. El célebre “Crystal Palace” era la gran insignia con que comenzaba la segunda mitad del siglo XIX, las décadas en que Julio Verne escribía sobre viajes a la Luna, naves voladoras y submarinos. Así, la “Great Exhibition” de 1851 se ideó, por parte del Gobierno inglés, para mostrar la supremacía económica e industrial del Imperio Británico, la nación entonces más poderosa de la Tierra, la dueña de los océanos.

Dentro de los actos de la Exposición se programa una regata para el 22 agosto, cuyo ganador recibirá un aguamanil de plata valorado en cien guineas de oro. Cortésmente se invita a un partipante extranjero, la goleta “America”, que viene del recién nacido Club de Vela de Nueva York (NYYC). La competición consistió en una vuelta alrededor de la isla de Wight, en el Canal de La Mancha. Tras una salida lenta, el barco del Nuevo Mundo fue rebosando a los quince veleros contrincantes y consiguió un claro y rotundo triunfo. La reina Victoria preguntó en un momento de la regata: «¿Quién va primero?». «El America, Majestad», le respondió un lacayo. «¿Y el segundo?», insistió la reina. «Majestad, ¡no hay segundo!». Con razón Verne en sus libros concedería a los americanos la hegemonía tecnológica.

Desafiante Valkyrie III, 1895

John Stevens, propietario de la goleta America y primer comodoro del NYYC, legó la Copa seis años más tarde al Club. En 1870 se disputó la primera Defensa; participaban 17 barcos del NYYC contra el Desafiante Cambria, de James Ashbury, que obtuvo la décima posición. El Cambria, lo mismo que el America en 1851 y todos los Desafiantes hasta la segunda mitad del siglo XX, cruzó el Atlántico, con su quilla en el agua, para competir por la Copa. Un año después se celebró la primera edición con el sistema “uno contra uno” o “match racing”, con la inclusión además de varias regatas (el mejor de cinco en esta ocasión). El Livonia británico, aunque perdió 4-1, obtuvo la única regata para un Desafiante hasta medio siglo después.

En 1876 y 1881 se produjeron las dos apariciones de Cánada en la historia de este torneo, con sendas derrotas de Countess of Dufferin y Atalanta. Se trataba de la introducción de participantes de una tercera nación en la Copa. Asimismo, en 1881 empiezan a regatear sólo barcos de un palo. En 1885, el Genesta inglés se enfrenta al Puritan del general Paine, construido en Boston. En esta ocasión, Sir Richard Sutton, al mando del Genesta, renuncia al punto de la primera regata, puesto que el Puritan obtuvo una penalización. Sutton afirmaba que deseba ganar sólo en regata. Al final perdió 2-0.

En 1886 y 1887 el general Paine consiguió retener la Copa frente al Galatea y al Thistle, con lo que se convirtió en el primer director de equipo que obtuvo tres victorias. Estos triunfos consecutivos se ven empañados, de todos modos, por un nuevo incidente poco deportivo en la trayectoria de Paine. La goleta escocesa Thistle llegó a la costa americana con el casco cubierto, a fin de que el equipo neoyorquino no pudiera conocer su novedoso diseño. Sin embargo, gracias a la labor de un buzo enviado en secreto por un periódico local, los tripulantes del Volunteer, el barco del NYYC, puedieron tener noticia de a qué se enfrentaban. De modo sorprendente, el Volunteer derrotó al Thistle.

Precisamente en 1887 la Copa fue traspasada de manera definitiva al NYYC por parte de George Schuyler, último superviviente del America. Esta donación se realizó por medio de una genuina acta fundacional para la Copa, el “Deed of Gift”. La idea original de este “Deed of Gift” ya pretendía en 1857 que la Copa entregada diera paso a «un desafío para la competición amistosa entre naciones extranjeras». De esta forma se establecía el reglamento de regatas que sigue siendo la base del torneo hoy; equipos venidos de países distintos al del Defensor luchan para arrebatarle el trofeo, por medio de un despliegue mayúsculo en diseño y navegación.

En 1893 y 1895 interviene el constructor de veleros Nat Herreshoft, quien marcó una época en el torneo. Sus Vigilant y Defender derrotan de manera respectiva al Valkyrie II y Valkyrie III, los barcos británicos, por 3-0. En 1895 el desafiante se retiró para expresar su queja ante una descalificación. En ambas ocasiones, el equipo inglés tuvo al mismo hombre en el timón, W. Granfield. Se trataba de la primera vez en la historia de la Copa, puesto que Paine o Ashbury no se habían hecho cargo de la caña de sus barcos. También en 1895 el defensor H.C.Haff repitió (había sido el capitán del Volunteer en 1887). Los dos barcos de Herreshoft contaron con la dirección de Oliver Iselin como jefe del equipo del NYYC. Su contrincante, Earl Dunraven, realizó la última inscripción de un equipo inglés en la Copa América durante casi cuarenta años.


© copa-america.org 2001-2014